×

Inicia bien el año: comida a la parrilla con los amigos

comida a la parrilla

Inicia bien el año: comida a la parrilla con los amigos

¿Qué mejor que reunirte con tus amigos y disfrutar unos deliciosos cortes de carne al carbón en una comida a la parrilla para inaugurar el 2019?

Dejamos atrás el 2018 y llega este año nuevo con toda la actitud para convertirse en uno de los mejores. Y, aunque sabemos que cualquier pretexto es bueno para reunirse con los amigos, te proponemos iniciar el año con una parrillada y dejar que esa sensación de calidez que aporta el fuego, el aroma del carbón y las brasas cuando se va llenando la parrilla te llenen de energía.

El arte de la parrillada está en el placer de compartir, compartir un momento agradable y compartir una buena comida. En La Vicenta, expertos en la parrilla, lo sabemos mejor que nadie.

Pero, ¿Cómo hacen los expertos para que la comida a la parrilla tenga ese toque tan especial que solo los mejores restaurantes consiguen? o ¿Qué factores se toman en cuenta para maximizar el sabor de esos deliciosos cortes de carne al carbón?

Aquí te compartimos 4 secretos de nuestros expertos parrilleros:

1. Calidad

En primer lugar, se tiene que tomar en cuenta la calidad, utilizar siempre los mejores ingredientes disponibles, eso es lo que marca la diferencia.

Cuando se trata de comida a la parrilla, lo primordial es seleccionar adecuadamente la carne que se va a asar. Es necesario buscar cortes de carne suaves y con un buen marmoleo, que es lo que aporta jugosidad a la carne. Por ejemplo, el Rib Eye, New York, una Arrachera o un buen filete son perfectos para el grill.

Es importante que los cortes que vamos a asar no sean muy delgados, pues se secarán fácilmente ya que se cuecen muy rápido en el calor de las brasas. Por ello, es básico que tengan al menos 2 centímetros de grosor, así evitamos que se resequen en cuanto reciban el calor de las brasas.

También es importante no pinchar mucho la carne. Cada vez que pinchamos la carne con un tenedor o una brocheta dejamos escapar parte de la jugosidad del corte y eso es lo último que queremos. Así que, mientras menos pinchemos la carne, más jugosidad retendrá ésta en su interior.

comida a la parrilla con amigos

2. Sabor

Otro aspecto importante a la hora de hablar de una parrillada es el sabor. El mejor sabor se logra al poner especial atención al modo de sazonar.

Marinar la carne es todo un arte y hay muchas maneras diferentes de hacerlo, una para cada gusto.

Hay quienes prefieren sazonarla horas antes de la cocción, otros lo hacen mientras ya está dispuesta en la parrilla y otros lo prefieren al final. Sin embargo, hay quienes aseguran que mientras más pronto se sazone la carne, mejor. ¿Por qué? Es simple, mientras más tiempo pase la carne en contacto con las especias y demás ingredientes que se quiera usar para sazonarla, mayor será el grado de absorción del sabor de los mismos.

La sal, uno de los principales ingredientes que se usan para sazonar la carne, al ponerse en contacto con los tejidos del corte comienza a penetrar y a extraer proteínas y llevarlas a la superficie, generando una costra que permitirá retener los jugos y el sabor natural de los cortes de carne.  Además, mientras más tiempo demos a la sal para penetrar los tejidos de la carne, más uniforme será el sabor una vez cocida.

La pimienta, otro de los sazonadores por excelencia, suele agregarse también a la costra y en ocasiones se agrega al final, esto es para evitar que las brasas quemen la pimienta y cambie su sabor. Lo ideal es utilizar pimienta recién molida para retener lo más posible su sabor natural.

comida a la parrilla con amigos

3. Temperatura

Algo muy importante a tomar en cuenta cuando hacemos comida a la parrilla es la temperatura.

Si no permitimos que la parrilla llegue a la temperatura ideal o si se sobrepasa, lo que conseguiremos es muchísimo humo y una carne quemada.

Cuando la parrilla está muy fría, la carne va a generar vapor que impedirá que se caramelice el exterior del corte. El chiste está en dar inicio una vez que se apagan las llamas más fuertes, cuando las brasas ya están listas.

También es importante evitar cometer ciertos errores que minimizarán el sabor de la carne. Por ejemplo, es muy importante evitar mover constantemente el corte una vez que toca la parrilla. Se debe dejar reposar por lo menos unos cuatro minutos para que vaya creándose una costra en la superficie. Si cometemos el error de mover la carne constantemente, lo único que lograremos es que la carne se rompa.

Otro error muy común es presionar la carne cuando está en la parrilla. Al presionar la carne lo que sucede es similar a lo que ocurre cuando la pinchamos: los jugos caen a las brasas, generando llamas más grandes las cuales pueden llegar a quemar nuestro corte. Si hay algo que debemos tomar en cuenta al momento de una parrillada es el tiempo, hay que darle tiempo a la carne para que llegue al término que deseamos, el presionarla no conseguirá que se cocine más rápido, lo único que logrará es que pierda jugosidad y sabor.

Y esto nos lleva al siguiente punto a tomar en consideración…

comida a la parrilla con amigos

4. Tiempo

Tomar en cuenta el tiempo de cocción de la carne es básico cuando hablamos del arte de la parrillada.

Si bien es cierto que todo parrillero tiene un cierto “instinto” que le permite distinguir cuando el corte ya ha llegado al término deseado, existen ciertos aspectos importantes a considerar para lograrlo.

Todos los grandes expertos en la parrilla hay tenido que probar y errar antes de lograr adquirir su técnica ideal que les permite llegar al término deseado sin la necesidad de usar un termómetro de cocina. Sin embargo, aquellos que aún no tienen bien dominado el arte de la parrilla pueden utilizar uno para determinar la temperatura, tomando en cuenta las siguientes consideraciones.

Si se quiere conseguir un término inglés, la temperatura deberá ser no mayor a los 46 grados. Para el término rojo la temperatura ideal está entre los 48 y los 50 grados, para un término medio-rojo se recomienda una temperatura de 52 a 54 grados. El término medio requiere temperaturas de los 56 a los 58 grados. El término ¾ o “a punto” requiere una temperatura de 65 a 67 grados, y una carne bien cocida requerirá una temperatura de 71 grados.

Lo que debemos revisar regularmente para que la carne quede en el término deseado es el centro del corte.

Ahora sí, una vez que tienes todos estos factores bien abarcados, puedes dejarte llevar por el aroma de la parrilla, el sabor de los aperitivos y la alegría de la buena compañía y disfrutar el verdadero placer de una parrillada entre amigos para iniciar el año de la mejor manera.

comida a la parrilla con amigos

¡Cuéntanos tus experiencias parrilleras!

Y, por supuesto, no dejes de visitarnos para disfrutar el auténtico sabor que solo LA VICENTA Expertos en la Parrilla te puede ofrecer.

Te esperamos en nuestras locaciones en la Ciudad de México: Altavista, Masaryk, Toreo, Vallejo, Tezontle, así como nuestras ubicaciones en Acapulco, Cancún y Cuernavaca.

¿Quieres hacer una reservación? Da click aquí.

 

Like:
Reservar
Reservar Grupo